A la conquista de la Ciudad Eterna…¡Roma! (II parte)

En nuestro segundo día, la capital italiana nos tenía preparada una jornada de lo más interesante. Nos levantamos a una hora razonable, suficiente como para haber descansado del día anterior y sin perder más tiempo nos fuimos de camino a la zona del Coliseo, Foro y Palatino mientras desayunamos para llegar lo antes posible y evitar colas.

Primera parada: el Palatino. Lugar de miles de restos de edificios construidos en la antigüedad por la alta sociedad de la época y donde se conservan cuidadosamente sus jardines.

Acueducto del Palatino

Acueducto del Palatino

 

Hipódromo de Domiciano

Hipódromo de Domiciano

Segunda parada: el Foro Romano. Zona donde se desarrollaba el día a día, la vida de la antigua Roma. Pasear por el Foro, es meterte en la máquina del tiempo, retroceder más de 2.000 años y aparecer en los tiempos del Imperio Romano. Otra de las cosas más importantes que podemos contemplar es el Arco de Tito.

Y ahora si. ¡Pasen y vean!… El COLISEO. Y lo escribo en grande porque lo merece. Ante una de las 7 maravillas del mundo, poco se puede decir. Disfrutar de su impresionante visita y de su historia e imaginarte todas las batallas y demás cosas que ocurrieron allí.

Interior del Coliseo

Vista general del Coliseo

Interior del Coliseo

Interior del Coliseo

Junto a él, está otro de los monumentos que mejor se conserva de la Antigua Roma, el Arco de Constantino. Levantado en el año 315 conmemorando la victoria de Constantino I el Grande en la batalla del puente Milvio.

Recomendación: La entrada es combinada e incluye los 3 sitios. ¿Por qué el Coliseo para el final? Las colas en el Coliseo son infernales, os podéis pasar medio día allí. Lo mejor es comprar las entradas en el Palatino o Foro, y así no tener que hacer cola para entrar al Coliseo. (Precio: adultos:12€, Residentes de la UE de 18 a 24 años: 7,5€. Gratuita para menores de 17 y mayores de 65 años).

Unas 4-5 horas para ver bien las 3 zonas nos parecieron suficientes. Y de allí a hacernos la foto con la Boca de la Verdad. Y digo hacernos la foto, porque hay un tío que se dedica a cogerte la cámara y te hace la foto, supongo que para ir más rápido y que la gente no se recree. Según cuentan, ésta máscara mordía la mano a todo aquel que mentía (alguno saldría con los dientes marcados… jaja). La Bocca della Verità se encuentra en las inmediaciones de la Iglesia de Santa Maria in Cosmedin… e ir a horas puntas puede significar hacer mucha, muchísima cola.

La Bocca della Veritá

La Bocca della Verità

Después de la foto, caminata hasta el Castillo de Sant’Angelo, una fortaleza-mausoleo para el emperador Adriano y su familia, la cual visitamos desde fuera, ya que preferíamos pasar más tiempo en la ciudad-estado más pequeño de Europa, El Vaticano.

Castillo Sant’Angello

Castillo Sant’Angello

La Via della Conciliazione conecta Sant’Angelo con la impresionante Piazza San Pietro. Además de estar rodeada de enormes columnas cabe destacar sus 140 estatuas de santos y su obelisco de 25 metros de altura en el centro de la misma, y que lo trajeron a Roma desde… ¡Egipto!. Es posiblemente la plaza más conocida del mundo.

Plaza de San Pedro, en el Vaticano

Plaza de San Pedro, en el Vaticano

Allí pudimos entrar, después de una larga cola y siguiente chequeo, a la Basílica de San Pedro, el templo religioso más importante del catolicismo, y que acoge la Santa Sede. El café pendiente que teníamos con el Papa quedó cancelado, ya se sabe, compromisos de última hora.

Antes de acabar el día, y sobretodo, antes de irnos de Roma, no podíamos dejarnos sin ver otra de sus plazas con más atracción, la Piazza di Spagna y su ya famosa escalinata. Para llegar hasta ella pasamos por la Via dei Condotti, una conocida calle llena de boutiques que precisamente no son ‘low cost’. También en la Plaza España se encontra la Fontana della Barcaccia, aunque en ese momento la estaban restaurando, así que nos sentamos a descansar un rato largo, viendo a la gente ir y venir, después de más de 11 horas sin parar, nuestras piernas nos lo agradecieron y de qué manera.

Plaza España y su escalinata

Plaza España y su escalinata

En Roma, el único lugar donde no tendréis que hacer cola es en las plazas y porque son enormes, sino os aseguro que también habría cola.

Ya teníamos hambre y queríamos cenar algo barato y sin “atraco sorpresa” como la noche anterior. Y como no es lo mismo cenar con espectáculo que vivir un espectáculo antes de cenar, escogimos la opción más emocionante, la segunda. Un restaurante la verdad que muy bonito, y al que entramos únicamente porque en la pizarra que había fuera se leía: “ofertas de día, platos a 5€ servicio incluido” y una lista de 6 o 7 platos. Nos extrañó un poco, tanto por la zona como por el tipo de restaurante, así que preguntamos y entramos después de que nos lo confirmaran. Una vez sentados y pedir dos de los platos de esa “oferta del día” nos dice el señor camarero que esa oferta es hasta las 19h de la tarde y nos daba una carta con los precios 2 o 3 veces más caros… ¡¡Eran las 23h de la noche!! ¿¿De verdad sois tan inútiles que no habéis tenido tiempo de quitar la mierda de pizarra?? ¿porqué no indicais de qué hora a qué hora es la oferta y así no hacéis perder el tiempo a la gente? Total, que después de ese espectáculo “cómico-tomadura de pelo” y lo poco que nos gusta que nos engañen a la cara, nos levantamos, y nos fuimos a cenar a otro sitio.

Llegamos al hostel y caímos rendidos, habían sido 2 días a un ritmo frenético.

A la mañana siguiente cogíamos un tren destino Florencia.

Increíbles vistas de la ciudad de Roma

Vistas de la ciudad de Roma

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s